Monte Albán, antigua capital Zapoteca

No existe nada en Oaxaca que iguale la perfección, el poder, y la grandeza del sitio arqueológico de Monte Albán. Una caminata en este lugar hace la gran diferencia; nos da la sensación de belleza y perfección de sus plazas y edificios, un sentido de fascinación el cual ha hecho de este sitio uno de los más visitados en todo el sureste de México.

Veo a mi derecha, veo a mi izquierda, la vista panorámica del valle llena los sentidos; me paro sobre el edificio norte, y sintiendo el aire en la cara, trato de imaginar el movimiento urbano durante el auge de Monte Albán, su cultura, su civilización, su progreso y su religión.

Galerías multimedia de Monte Albán, antigua capital Zapoteca, dé click para ver.

  • Monte Albán :: . No existe nada en Oaxaca que iguale la perfección, el poder, y la grandeza del sitio arqueológico de Monte Albán. Una caminata en este lugar hace la gran diferencia; nos da la sensación de belleza y perfección de sus plazas y edificios, un sentido de

Monte Albán fue la antigua capital zapoteca y una de las primeras ciudades de Mesoamérica. Fue una de las ciudades más pobladas en Mesoamérica durante su auge, llegó a tener más de 25 000 habitantes. Monte Albán fue fundado alrededor del año 500 a.C. y floreció hasta el año 750 d.C. Se localiza en los valles centrales de Oaxaca. En este sitio se estableció el poder político, económico e ideológico que ejercía el control sobre otras comunidades de los alrededores del valle y las montañas. Sus principales atracciones son: la gran Plaza, el juego de pelota, el Sistema II, Los Danzantes, el edificio J, los edificios centrales G, H e I. El Palacio, La Plataforma Sur, Sistema Siete Venado y la Tumba 7. La Gran Plaza tiene medidas de 200 metros de longitud y 200 metros de anchura. Para construir la Gran Plaza se recortaron las protuberancias y se rellenaron los desniveles.

El arqueólogo mexicano Alfonso Caso estuvo a cargo de la primera exploración y restauración del sitio. Basado en estudios de los edificios, tumbas, cerámica, y joyería, Alfonso Caso determinó que la historia de Monte Albán se dividía en cinco periodos diferentes basados en cambios de organización, densidad de población, y comercio: Monte Albán I, II, III, IV y V. En las colinas que rodean la Plaza Principal hay tumbas, entierros y diversas estructuras identificadas como residencias. Hay un museo en la entrada de Monte Albán y cuenta con una maqueta a escala del lugar, donde el visitante podrá tener la perspectiva de los lugares que visitará en el sitio arqueológico. Monte Albán se encuentra aproximadamente a 10 kilómetros de la ciudad de Oaxaca.

Hay algo en Monte Albán, muchos lo llaman energía, que, después de caminar en las pirámides y plazas, se tiene una sensación de estar en un asiento de primera clase con vista al pasado y a la historia; es un poco menos intrincado entender la visión de la gente de Oaxaca después de visitar Monte Albán, orgullo de los oaxaqueños.

El suelo todavía guarda muchos secretos de esta sorprendente civilización; después de una lluvia copiosa, el agua descubre piezas de cerámica e ídolos hechos de barro. Monte Albán se localiza en la cumbre del cerro del Tigre pero, los cerros cercanos también fueron parte del sitio. Mucha gente ha encontrado piezas en los alrededores. De hecho, los cerros de la parte noroeste de Monte Albán tienen en sus cumbres montículos con forma de pirámides. Claro que es delito federal excavar y extraer piezas, las cuales pertenecen a la nación pero, es también un hecho que gran parte de Monte Albán se encuentra todavía inexplorada.

Si el visitante se pregunta el cómo estas rocas se transportaron a la cumbre del cerro y cómo se tallaron casi manualmente, rápidamente se notará el gran esfuerzo de artesanos y trabajadores de la construcción para erigir esta ciudad cosmopolita y ceremonial. Su construcción se basó en un diseño arquitectónico muy preciso, siempre buscando la perfección. Muchos han sentido la sensación de abrazar al cielo con sólo estirar sus brazos sobre la cumbre donde se encuentra Monte Albán.

Si vemos detenidamente los bloques de piedra de las pirámides, nos daremos cuenta del trabajo manual de cada pieza. Imagine una herramienta de roca dura y que, golpe a golpe, daba forma a los bloques para que encajaran en las paredes. ¿Qué hay debajo de Monte Albán?, es una buena pregunta. Algunos guías de turistas dicen que hay túneles que conectan a las pirámides.

El museo de Monte Albán cuenta con piedras talladas, ídolos, cerámica, restos humanos, e ilustraciones de este maravilloso lugar. El sitio es una visita obligatoria, un lugar con su propia y particular energía, un lugar que provocará muchas sensaciones en el explorador, la sensación de un pasado cultural rico, una importante pieza de México y Oaxaca.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170225-1354 0.81MB 0.0015s