San José del Pacífico, Estado de Oaxaca

Caminando entre las Nubes: San José del Pacífico

La localidad de San José del Pacífico se encuentra en el kilómetro 132 de la carretera federal 175 Oaxaca-Puerto Ángel, entre dos y dos horas y media de la ciudad de Oaxaca con rumbo Sur.

Si bien Oaxaca cuenta con gran cantidad de sitios turísticos de montaña, San José del Pacífico es un lugar que ha ganado su esencia turística desde hace varias décadas. Con el devenir de los años esta pequeña comunidad enclavada en la Sierra Sur de Oaxaca se ha convertido en el sitio idóneo para bajar el ajetreado ritmo y el estrés causados por la vida diaria.

En San José del Pacífico se come en rústicos restaurantes de madera, tesoro de los alrededores. Y es que sus bosques de pinos y encinos, de hermoso verdor, producen una atmósfera de relajación increíble. Una comida clásica en San José es el tasajo asado a las brasas, acompañado de frijoles de la olla, quesillo bañado en deliciosa y picosa salsa de molcajete, por supuesto con tortillas recién hechas a mano. Rico sabor de la Sierra.

San José es y ha sido un lugar muy visitado por viajeros que conservan el espíritu del caminante en busca de la esencia de los lugares que visita, del sabor propio del lugar y de la gente, de sus costumbres y su gastronomía. Viajeros de muchas partes del mundo visitan San José del Pacífico atraídos por la belleza de sus bosques, el clima frío, oxígeno puro de la sierra, la soledad inspiradora, la vida en comuna pacífica, el respeto a la naturaleza, el sencillo estilo de vida de los pobladores de la sierra. San José es un lugar para sentarse a meditar entre la grandeza de sus vistas panorámicas, de barrancas y nubes que semejan ser alfombras de algodón, de visiones fantasmagóricas entre la niebla, de la experiencia de comer hongos alucinógenos, de disfrutar de sus atardeceres donde la explosión de colores ocres, rojizos, dorados, naranjas y amarillos invocan la grandeza del lugar.

En los últimos años se han sumado algunos otros atractivos a San José como la renta de caballos, paseos a pie, cuatrimotos, cabañas de madera con todos los servicios incluyendo conexión a la Internet, recepciones a grupos para eventos o retiros. Aun con esos nuevos atractivos San José conserva ese aire místico que tanto atrae a propios y extranjeros, gente de mochila al hombro que gusta de perderse un rato por las correrías de la sierra, de disfrutar la naturaleza sin artificios ni trucos, de caminar entre arroyuelos y pequeñas cascadas de agua fría, helada a veces.

San José del Pacífico es un punto obligado para el viajero en su ruta hacia Pochutla, Huatulco, Zipolite, Puerto Escondido o Pluma Hidalgo. Es un sitio de verdes profundos y montañas que se pierden a la vista, lugar para tomar café de olla aderezado con piloncillo y canela. Un sitio para recargar fuerzas para regresar o continuar hacia nuestro destino.

Durante la noche, si el cielo está claro y sin nubes, se pueden apreciar miles y miles de puntos luminosos en el piélago, un hermoso espectáculo donde uno se sumerge a la negra quietud de la sierra, increíble calma que maravilla y que nos pone alerta de nuestra respiración, de los latidos del corazón, inmersión total a una profunda paz donde logramos reencontrarnos con nosotros mismos y la naturaleza. Quizá ésa sea la esencia de San José del Pacífico, el lugar que provoca que mediante la paz reinante nos encontremos nuevamente y avancemos en la ruta de la calidad humana que tanto necesitamos en estos días.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170529-1310 0.81MB 0.0018s