Chorro de agua de Tanivet

En los setentas, el gobierno local perforó pozos para encontrar agua y proveer del líquido a la creciente población de Oaxaca. El 20 de febrero de 1979, los encabezados de los principales periódicos desplegaban en sus páginas la aparición de un Sorprendente Chorro en Tanivet, cerca de Tlacolula, Oaxaca, una población que se localiza a 38 kilómetros de la ciudad capital. El chorro de agua salada, de aproximadamente 20 a 40 metros de altura, se podía observar a la distancia en los alrededores de Tlacolula. Rápidamente se convirtió en casi una fiesta al aire libre con puestos y gente refrescándose en las nuevas pozas. Debido a la salinidad del agua, la tierra se volvió infértil para la agricultura. la gente de la localidad aprovechó la atracción turística y se dispuso a vender tacos, tlayudas, mezcal, raspados, frutas, y todo lo imaginable en estos casos.

Tiempo después, el mito creció entre la población, aún mucha gente lo cree; se pensó que el chorro provenía de un brazo de mar, pero el mar se encuentra a 200 kilómetros del sitio. De acuerdo a la opinión de expertos de ese tiempo, el chorro no provenía del mar. La verdad es que el agua del subsuelo del valle oaxaqueño contiene un alto porcentaje de sales minerales.

Lo que es importante señalar es que la gente de Oaxaca es muy alegre y le gusta disfrutar de hechos como éste para organizar las fiestas y añadir más sabor a las costumbres y tradiciones de esta alegre y colorida parte de México.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170324-1055 1.49MB 0.0130s