Tamales

De los platillos más tradicionales en Oaxaca son los Tamales. La palabra tamal proviene de nahuatl Tamalli que significa envuelto. Este platillo envuelto, comúnmente vendido por mujeres en esquinas de cualquier ciudad o pueblo, está compuesto principalmente por masa hecha de maíz, se le añade mole y carne, regularmente de pollo. Los tamales se cuecen al vapor, en México se conoce como baño María.

En Oaxaca los tamales se envuelven en hojas de plátano o maíz. Son un poco grasosos pero también deliciosos. Se agrega manteca a la masa de maíz. La proporción es de un kilo de masa por un cuarto de manteca. También se agrega sal y caldo de pollo. Todo se amasa hasta obtener una pasta uniforme. El mole se prepara aparte, para que tenga buen sabor debe agregarse caldo de pollo. La carne de pollo, deshuesada, será el ingrediente principal del tamal.

Las hojas de plátano se hierven y se limpian de fibras gruesas. Después se cortan en cuadros. La masa se unta sobre las hojas, se coloca la carne de pollo y después el mole. Las hojas se doblan y se amarran con las fibras de la hoja de plátano, todo se cuece con vapor.

Los sabores principales son de mole negro, de frijol, de chepil, rajas con chile y queso, y de carne. Los tamales de frijol y de chile se envuelven en hojas de maíz, llamadas de totomoxtle.

Las mujeres pasan todo el día en la cocina para elaborar 100 tamales, cada uno con un costo aproximado de 8 pesos.

El visitante puede degustar este rico platillo pre-Hispánico en mercados, restaurantes, en la calle, y en tamalerías de todo el estado. Si usted desea probar los tamales, su boca celebrará su sabor picante y dulce a la vez. Si usted ha estado en Oaxaca y no ha probado los tamales, créalo, es como si no hubiera estado aquí.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170226-0401 1.5MB 0.0187s