Templo y antiguo convento de Santo Domingo de Guzmán, Ciudad de Oaxaca

La orden de los hermanos predicadores o dominicos fue fundada por Domingo de Guzmán en 1216, a partir de los principios de Tomás de Aquino, quien trajo una nueva forma de pensamiento y explicación de la teología. En el continente de América, la misión dominica es herencia directa de la reforma de la Orden del siglo 14 la cual buscaba volver a la observación primitiva, sosteniendo que la evangelización y la actividad de los predicadores debía alternar con la vida en el claustro. La Orden dominica llegó a Oaxaca después de los franciscanos, quienes habían abandonado el área de la Mixteca debido a la aridez y falta de comunicación.

Fue el hermano Domingo de Betanzos quien promovió el establecimiento de la Orden en la reciente fundada Antequera, al enviar al hermano Gonzalo Lucero y al hermano Bernardino de Tapia a la misión en 1528, quienes fueron recibidos en San Juan de Dios, el primer templo fundado en la ciudad. La construcción del templo comenzó en 1570 después de que se les concedieron veinte solares al norte de la ciudad por orden del Ayuntamiento en 1550. Ambos, religiosos españoles y mexicanos, participaron en la construcción: Toribio de Alcaraz, Hernando Cavarcos y Justo Alcántara.

Galerías multimedia de Templo y convento de Santo Domingo de Guzmán, dé click para ver.

  • Santo Domingo de Guzmán :: . La construcción del templo de Santo Domingo comenzó en 1570 después que se les concedieron veinte solares al norte de la ciudad por orden del ayuntamiento en 1550

Aunque el ayuntamiento hizo todo lo posible para revocar la donación por no haber completado la construcción dentro del tiempo establecido, un término de veinte años, los trabajos se prolongaron por treinta años más.

En 1612 se colocó el primer altar mayor, un año antes de la construcción del claustro. En 1659, un maestro local se hizo cargo de los trabajos de yesería del túnel de la bóveda del cañón y del coro alto en el cuerpo principal del templo.

En 1690, se colocaron las torres, aunque tuvieron que reconstruirse dos años después debido a un terremoto. Se requirió un siglo para terminar con todos los trabajos.
Durante el siglo 17, esta Orden promovió el florecimiento de estudios académicos; se inauguró un estudio general y el convento fue convertido en talleres donde se enseñaba arte y comercio a los indígenas.

El jardín de Santo Domingo fue el primer jardín etno botánico en el continente y centro de aclimatación de plantas europeas las cuales fueron después naturalizadas en todo centro América, y también como invernadero de plantas tropicales que se enviaban a España.

En agosto de 1676 se registró un terremoto que dejó prácticamente al convento en ruinas, a tal grado que se necesitó reconstruirlo. Alrededor de la segunda mitad del siglo 18, la congregación disminuyó considerablemente debido a la secularización de las parroquias.
El convento sufrió distintas ocupaciones militares y sirvió de cuartel y hospital durante el siglo 19.

En 1859, la publicación de la Leyes de Reforma, la secularización de las órdenes religiosas, suprimió el templo y la casa de los dominicos. Fueron convertidas en cuartel de 1832 hasta el fin del siglo, tiempo durante el cual los altares, sillerías y la estructura sufrieron daños incalculables; elementos que se perdieron definitivamente. El templo permaneció cerrado de 1860 a 1901, cuando fue entregado al obispo Gillow.

Los trabajos de restauración iniciaron, levantando altares nuevos y escribiendo la página final de la historia con el árbol genealógico en el sotocorro.
La Orden regresó finalmente a administrar la parroquia en 1933 y el 30 de marzo de 1938, el templo fue declarado monumento histórico.
Durante los noventas, el templo fue remodelado y actualmente alberga al Centro Cultural Santo Domingo de Guzmán.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170225-1421 1.52MB 0.0135s