Templo de La Defensa, Ciudad de Oaxaca

Su construcción inició en 1786 y fue solemnemente consagrada en 1792. Era un edificio débil, no muy alto y levantado en suelo no muy resistente, lo que causó que se colapsara muchas veces, debido a los constantes temblores en esta región, especialmente el del 23 de marzo de 1795, que demolió las torres y la cubierta del cañón, arrastrando la cúpula.

Por eso, el obispo Gregorio José de Oamaña propuso convertirlo en un cementerio, encontrando la oposición de los parroquianos, quienes inmediatamente lo reconstruyeron. Su bendición solemne se llevó a cabo el 34 de marzo de 1798.

Debido a las leyes de Reforma, se vendió a inversionistas privados y después fue adquirido por el obispo Gillow para restaurarlo y matenerlo. Tiene un atrio amplio, adaptado a la forma de la esquina. En la parte alta de la puerta lateral, hay una escultura de un caballero sentado y que tiene el emblema de la Orden de "Calavatra", quien quizá fue un benefactor importante.

El presbiterio cuenta con una retablo en estilo churriguresco con cuatro magníficas pinturas del siglo 18.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170529-1556 1.5MB 0.0123s