Cuilapam de Guerrero

¿Cuilapam or Cuilapan?

El misterio está ahora resuelto: hay algunos señalamientos en la carretera y también en folletos turísticos en que el nombre de este pequeño pueblo cercano a la ciudad de Oaxaca, a sólo 20 kilómetros, se lee Cuilapam y en otros Cuilapan. La explicación es la siguiente: primero que nada el nombre proviene del náhuatl y se refiere a un lugar o valle de Cocoyoles. Si decimos Cuilapam con terminación en "M" se refiere a valle de; si decimos Cuilapan con terminación en "N" se refiere a un lugar de. Ambos nombres son correctos y aceptados oficialmente. Los cocoyoles son unos cocos pequeños, dichosos árboles eran muy comunes en el lugar a la llegada de los españoles.

Ex-convento de Cuilapam

El templo dominico y el ex-convento de Cuilapam de Guerrero parecen, en la distancia, una fortaleza dominando el valle en que está localizada. Fueron construidos en una pequeña colina con vista espectacular. Las anchas paredes de cantera verde y piedras de río guardan en silencio gran parte de la historia del encuentro de diferentes culturas: la aspañola, la mixteca y la zapoteca. Hoy, el ex -convento es un lugar tranquilo donde las pisadas producen ecos en los pasillos y cámaras, pero es fácil imaginar el lugar lleno de movimiento de los monjes dominicos, caminando, rezando, predicando, estudiando o haciendo sus deberes en un día común.
Hay pinturas murales, la mayoría en blanco y negro, en las paredes interiores del ex-convento. También hay pinturas de curas en el segundo piso y que desafortunadamente están casi perdidas por el efecto del paso del tiempo. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ocupa muchas habitaciones de la segunda planta, como talleres de restauración.

Capilla Abierta

El templo y el convento están dedicados al Apóstol Santiago y se celebra su día el 25 de julio cada año. Este lugar fue uno de los más importantes centros de evangelización en los valles centrales. La capilla abierta, la cual no cuenta con techo, fue construida así debido a que los indígenas se atemorizaban (versión de un guía) en los espacios cerrados, y como era muy importante convertir a los nativos al cristianismo, la capilla se construyó de ésa forma para proveer el servicio.

La historia de la princesa Donají

La historia dice que el rey zapoteca Cosijoeza y la reina Coloyocaltzin tuvieron un hijo, quien fue enviado a la región del Istmo de Tehuantepec a gobernar. Cosijopi tuvo una hija, la princesa Donají, que se pronuncia Donashí en el suave idioma zapoteco. En esos tiempos habían guerras constantes entre los zapotecas, que se establecieron en Zaachila, la capital política zapoteca, y lo s mixtecos, que se establecieron en Monte Albán después de que los zapotecas abandonaron ese lugar. Los mixtecos atacaron Zaachila y, para terminar la guerra, tomaron a la princesa Donají como rehén de paz. Entonces los zapotecas contraatacaron Monte Albán, y por ser un ataque repentino, los mixtecos huyeron y decapitaron a la princesa Donají. Después de eso, sólo confesaron el lugar donde enterraron el cuerpo de la princesa, aunque nunca dijeron el lugar donde se encontraba la cabeza, lo cual permaneció como un secreto, dando nacimiento a la leyenda.

La leyenda de la princesa Donají

La leyenda de la princesa Donají cuenta que un pastorcillo que cuidaba a sus animales en lo que hoy se conoce como San Agustín de las Juntas, cerca del aeropuerto internacional de la ciudad de Oaxaca , encontró un lirio silvestre, flor también conocida como azucena, y en vez de cortarla solamente desde el tallo, decidió arrancarla de raíz. Cuando cavaba pudo ver una oreja humana, después la cabeza completa, la cual se dice que se preservaba intacta y que pertenecía a la princesa Donají. Se reconoció por las ricas decoraciones que presentaba. Tiempo después, tanto cuerpo como cabeza se sepultaron en el templo de Cuilapam. Se cree que se debió a que la importancia del personaje atraería más fieles devotos a la religión católica. De hecho se bautizó a la princesa Donají como Juana Cortés.

Vicente Guerrero

Una página importante de la historia de México se escribió en el patio trasero del convento de Cuilapam; Vicente Guerrero, segundo presidente de México, fue fusilado después de ser traicionado en Acapulco y traído a Huatulco, hoy playa La Entrega por este hecho histórico. Ahí fue entregado a los españoles y fue conducido al ex-convento de Cuilapam donde fue encarcelado y fusilado el 14 de febrero de 1831.

Un agradecimiento especial al señor Javier Patiño Bailón, guardián del INAH, quien nos proporcionó información muy valiosa.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20171216-0711 1.54MB 0.0124s