La leyenda de la Isla del Gallo

La Isla del Gallo se encuentra dentro de Lagunas de San José Manialtepec en la costa de Oaxaca. A tan sólo unos minutos de Puerto Escondido por la carretera costera que se dirige a Acapulco. El visitante puede encontrar gran variedad de formas vivientes gracias a la riqueza natural de los manglares; la abundante vida de las lagunas salitres que fluyen con las mareas oceánicas desde tiempos inmemorables y que invariablemente comparten nutrientes y especies entre la pleamar y altamar.

Existe un islote en la Laguna de Manialtepec conocido como La Isla del Gallo. Dicho islote es apenas una pequeña extensión de tierra y rocas con muchos arbustos, unos pocos árboles y flora acuática que bordea el pequeño montículo.

El islote es cuna de la leyenda de La Isla del Gallo y cuenta que existió un bravo cazador de cocodrilos que habitaba dicho lugar. Las lagunas de Manialtepec y Chacahua son grandes extensiones de manglares y aguas marinas enmarcadas por senderos acuáticos donde se cultivan camarones, se pescan grandes especímenes de Robalo y, por supuesto, hábitat de grandes cocodrilos; el cazador tenía gran afecto a su gallo que, cantando, siempre lo despedía en las partidas de cacería. Al volver de las peligrosas faenas, el gallo recibía con alegre gorjeo a su dueño. Un veinticuatro de diciembre, Nochebuena, se dice que el cazador perdió la vida en batalla con un cocodrilo. El gallo, en espera del retorno de su dueño, murió de soledad y hambre en el islote. Cuentan pescadores y habitantes de la región que los días de Nochebuena se escuchan los cantos del gallo a las 0:00 horas en el islote desierto. El canto del gallo llama a su querido amo cada año a la misma hora.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170226-0006 0.8MB 0.0008s