Tejón Huatulco

El simpático e inteligente Tejón

Uno de los animales que llaman más la atención de propios y extraños es el Coatí o Tejón que habita en la selva baja de la costa Oaxaqueña. Este travieso y escurridizo animal es de hábitos diurnos y nocturnos y vive regularmente en familias. Exploring Oaxaca se dio a la ardua tarea de fotografiar a estos bellos animales en la selva baja caducifolia de Bahías de Huatulco. Sería demasiado fácil para este sitio copiar y pegar una foto de la red, preferimos tener algo original y vivir la experiencia en el propio hábitat de este singular animal. A partir de las 8 de la noche nos adentramos en un cerro cercano a la Bahía de Santa Cruz. Escondidos entre la maleza y sintiendo el calor tropical del puerto, esperamos pacientemente en la ladera de un pequeño cerro. Dos horas después, de lo profundo de la selva llegó a nuestros oídos el sonido de las pisadas de uno o varios animales sobre la hojarasca. Permanecimos en nuestra posición tratando de no hacer ruido. Para nuestra sorpresa, una familia de seis miembros de coatís se aproximaba olisqueando todo a su paso. Seguramente notaron nuestra presencia con su asombroso olfato, ya que después de mucho dudar, optaron por cambiar su ruta.

Estos simpáticos mamíferos pertenecen a la familia de los Prociónidos. Su clasificación es Nasua Narica. Comen de todo, son omnívoros, desde insectos, huevos, aves, reptiles y lo que encuentren en los alrededores de las casas. Este pequeño mamífero es parecido a un mapache, aunque con el cuerpo más delgado, la cola más larga y el hocico truncado, parecido al de un cerdo, largo y móvil. Sus orejas son cortas, como las patas, y su cola es anillada.

Su vistosa cola anillada y su pelaje han sido motivos por el cual se les caza para hacer abrigos. Afortunadamente, en Oaxaca está prohibida dicha actividad y su especie no se encuentra amenazada.
El tejón es uno de los animales más representativos de la selva baja, un animal inteligente y astuto, capaz de adaptarse al desarrollo turístico y a sus habitantes. Muchas personas los adoptan como mascotas ya que a temprana edad son muy bellos y juguetones. Al pasar el tiempo se convierten en adultos feroces y agresivos y, desafortunadamente, la gente los abandona en la selva y perecen debido a su ineptitud para cazar y adaptarse a otra familia, que por cierto son muy agresivas con miembros extraños. Estos animalitos no son una buena opción para mascota, y está prohibida la venta, compra o tráfico.

Disfrutemos los recursos naturales que este bello estado nos ofrece, siempre respetando y haciendo respetar los ecosistemas y a sus habitantes.

Travel Guide Exploring Oaxaca

Copyright © 2008 - 2017 ExploringOaxaca.com Todos los derechos reservados.

20170226-0400 1.5MB 0.0075s